Salud mental

“Un objetivo importante de la orientación, la educación y el tratamiento relacionado a la salud mental, es el de ayudar a las personas a adquirir una consciencia más clara de sí mismas”

AdrianFurnham

 

México es un país que brinda poca atención a la salud mental no obstante que la OMS ha señalado, que las enfermedades relacionadas, por su curso crónico y el hecho de que sólo una pequeña parte de la población recibe tratamiento, representan el 15% de aquellas que generan discapacidad.

¿Sabías que en México existen por lo menos nueve estados en donde la atención psiquiátrica es inexistente a pesar de que entre las diez principales enfermedades, tres la requieren?

La depresión, por ejemplo, constituye un problema de salud pública que afecta al 20% de las personas entre 18 y 65 años de edad, mientras que la Secretaría de Salud estima que cada año se llevan a cabo hasta 14 mil intentos de suicidio, lo que coloca a México en el noveno lugar de una lista de 53 países.

Son de igual importancia, por su frecuencia y la atención familiar, social y económica que requieren, las adicciones y la esquizofrenia, además de que ha llegado a estimarse que entre el 13.6% a 28.8% de la población padecerá un trastorno de ansiedad a lo largo de su vida.

Cuando he mencionado en otros foros que -somos cuerpo y no fragmentos-  implica que tener alguna alteración sobre la salud mental influye en todos los aspectos de la vida de la persona, su relación con los demás y su salud en general (física, sexual, emocional, etc…).

A manera de ejemplo, aquí te comparto algunos datos* de aquello que se denomina psicopatía o trastorno de personalidad antisocial y que sugieren su presencia en personas que:

1.       Muestran una despreocupación clara por los derechos de los demás y la posible violación de los mismos. A menudo tienen antecedentes o dificultades con la ley, delincuencia o peligrosidad social.

2.       No se adaptan a las normas sociales, en lo que se refiere a los comportamientos de carácter legal y realizan repetidamente actos que conllevan a la detención, el encarcelamiento, el castigo, mentiras, robos y estafas. No manifiestan ningún respeto por las autoridades ni por las instituciones, las familias ni las tradiciones.

3.       Engañan con mentiras repetidas, uso de nombres distintos o estafas con el objetivo de conseguir placer o provecho personal. Son peligrosos, agresivos y estafadores.

4.       Muestran una gran impulsividad y son incapaces de planificar el futuro. Viven exclusivamente por y para el presente.

5.       Muestran irritabilidad y agresividad, manifestadas a través de peleas físicas o ataques repetidos, Parece que no pueden quedarse quietos nunca

6.       Son imprudentes con independencia de los niveles de seguridad y psicológica de los demás.

7.       Manifiestan de manera constante una actitud irresponsable. Fracasan de forma reiterada en el mantenimiento de un comportamiento laboral constante y en el reconocimiento de sus obligaciones económicas.

8.       No muestran ningún remordimiento. Son indiferentes a las consecuencias que tienen para los demás sus robos o engaños. Nunca aprenden de sus errores. Es posible que etiquetarlos como antisociales sea un eufemismo notable.

 

*No olvides que existen diferentes puntos de vista entre los profesionales de la salud mental respecto a lo normal y lo anómalo como: punto de vista subjetivo, normativo, clínico, cultural y estadístico.

Mayra Aidee Pérez Ambriz

Médica Sexóloga Clínica

Con especial interés en la salud mental

Tel. 5601 71 28

Facebook:/SI-Salud Integral

Twitter: @SiSaludintegral

 

Referencias:

Camacho, P. &Heinze, G.(2010) Guía Clínica para el manejo de la ansiedad. INPRF

Furham, A. (2014) 50 cosas que hay que saber sobre psicología. Editorial Ariel.

 

SSA (2012) Depresión y suicidio en México. Disponible en: http://www.spps.gob.mx/

Otros temas