Estrategias para mantener tu Salud Mental y desarrollar tu Salud Espiritual


Navegando por internet, me he encontrado varios artículos en inglés1 que me han inspirado a compartirte la información que transmiten, en nuestro idioma. Así, he escrito algunas ideas que mi experiencia de vida les ha sumado a sus letras.


Espero que lo disfrutes.


Existen personas que aún a pesar de vivir rodeados de malas noticias o eventos poco gratos son capaces de ver el mundo tal y como es, la honestidad les lleva a reconocer el sufrimiento pero son capaces de no dejar de lado la felicidad y la paz interior que se necesitan para enfrentar los acontecimientos del mundo moderno. Así, inundan de luz las sombras que esperan expandirse dentro de ellos mismos, desarrollando la capacidad y la fortaleza para enfrentar la delgada línea que existe entre el miedo y el amor en un mundo que se ha dejado secuestrar por el caos, la confusión, la destrucción y la pérdida progresiva de un estado mental saludable. Un suicidio, por ejemplo, es el recordatorio de qué tan devastadora puede ser la verdad que se teje dentro de la mente humana.


El mundo entero, caldero para el alma y la salud espiritual de la humanidad, ha venido siendo puesto a prueba los últimos años. Algunos dicen que es el fin de los días, otros dicen que las predicciones de nuestros ancestros o las escrituras de los libros sagrados están a punto de ser reveladas, pero, la gente no se preocupa lo suficiente con la verdad, se rehúsa a comprometerse y se mantiene negando su responsabilidad en la construcción de una sociedad poco colaborativa. Considero que se ha vuelto esencial reestructurar nuestras vidas de forma tal, que la paz interior sea la norma y no la excepción. No estamos solos en nuestras percepciones de oscuridad, y no nos es ajeno el sufrimiento de la humanidad pero es fácil olvidarlo albergando en soledad una mente llena de temor, pesadumbre, desesperanza, preocupación y miedo, muchas veces debajo del velo de una felicidad fingida que mostramos a los demás en lugar de comunicarnos y escuchar.


Para aquellas personas que estén experimentando en su vida una percepción de gran oscuridad consumidas por las mala noticias recibidas desde el exterior y aquellas que se encuentran completamente desconectadas de la fuente de vida espiritual por sentirse víctimas del antojo de fuerzas oscuras y poderosas a través de sentimientos, sensaciones y emociones de muy baja vibración, es crucial que recuerden el valor de la vida y el valor de nuestro precioso tiempo en este lugar. Como una manera práctica de alcanzar esta conciencia, existen cosas que puedes considerar para aliviar el miedo la ansiedad y la preocupación de vivir en este tiempo y en este lugar.


1.       Cuando las cosas parezcan ponerse difíciles interrumpe lo que estás haciendo y toma un profundo respiro. Si las cosas parecen implacables, sin esperanza y lo único que puedes ver y escuchar son las malas noticias que suceden en éste mundo, entrégate a una respiración profunda. Apaga la televisión, el radio, la computadora, deja de hablar y escuchar sobre ello, encuentra un pensamiento positivo, una melodía, una oración, una frase o un sentimiento que te embargue de amor hacia algún conocido, amigo o familiar para mantener tu mente ocupada al menos por un momento. No requieres mucho tiempo, tan sólo bastan unos minutos.


2.       Hecha un lazo que te una a la naturaleza. Deja la ciudad, toma vacaciones y visita un lugar hermoso, si no te es posible, sal a caminar y voltea a ver el cielo, siente el viento o el calor del sol sobre tu cara. No siempre es necesario salir de la ciudad, aquí en el Distrito Federal cuentas con áreas como la Alameda Central, el bosque de Chapultepec,  el bosque de Tlalpan, los Viveros o cualquier parque dentro de tu delegación. Aunque la madre naturaleza se encuentra restringida por las grandes construcciones, también está llena de belleza para regalarnos, existen muchos lugares donde puedes reconectarte con ella y con los ritmos naturales de la tierra, las plantas y los animales. Cada mañana los pájaros te regalan un canto especial, ¿cuántas veces los has escuchado últimamente?


3.       Deshazte de tus rutinas y vuelve a construirlas. La mente es una criatura llena de hábitos y si últimamente has notado que tienes un persistente mal carácter, te has auto asignado un mal hábito y es que la mente se vuelve fácilmente adicta a pensamientos negativos e ideas desalentadoras, y lo que crees, creas, así, la mente que mantiene una sintonía negativa, atraerá noticias y sentimientos que la avalen, reforzando que sólo lo negativo tiene sentido. Cambia tus hábitos y regálate un espacio que te aliente a renovar tus rutinas Toma un descanso, no salgas siempre con la misma gente, escucha otra música a la que estás acostumbrado/a, levántate más temprano y aprovecha tu día en otras actividades, ¡cualquiera! Lo importante está en hacer que la mente adopte nuevos patrones de conducta que pueden ayudarte a combatir la desesperanza y el miedo que nuestra sociedad promueve.


4.       Acércate, conoce y practica la paz interior. Existen muchas herramientas que puedes aprender rápidamente para cultivar la sensación de paz y superar la oscuridad que fácilmente se apodera de ti. Para alcanzarla considera cada día una nueva y única oportunidad. Empieza temprano a practicarla dedicándole al menos, unos minutos, antes de hacer cualquier otra cosa, así tendrá un efecto duradero. Encuentra una práctica de meditación simple que puedas hacer justo antes de empezar tus actividades cotidianas, practica diferentes maneras de expresar gratitud por la vida mucho antes de instalarte en la rutina del hogar o del trabajo, aprende a ser agradecido/a con el nuevo día y la oportunidad que te brinda, sobre todo, si tienes salud, alimento y trabajo. Da las gracias por todo y para todo, no importa lo insignificante que parezca. Hacer esto antes de introducirte a la rutina habitual te ayudará a atraer una energía diferente a tu día y a tu vida.


5.       Únete a un grupo. El poder de mantenerte positivo, honesto y trabajando no tiene igual. En mi caso unirme a un grupo de oración y reflexión me ha curado de asociarme constantemente con lo que sucede alrededor del mundo en el que no tengo injerencia y enfocarme en donde con mis acciones puedo ayudarme y ayudar a otros/as. El yoga, la actividad física, la meditación, la oración y otro tipo de grupos positivos y llenos de energía pueden ayudarte a calibrar de nuevo tu sensación de bienestar en todas las esferas de tu vida.

Existen muy pocas cosas que nos vienen a la mente cuando pensamos en el valor que tiene la vida y las ideas tienen el poder de cambiar tu vida. Charles Dylan nos ha ayudado con algunas y junto a él tengo la esperanza de que te ayuden a mitigar el dolor junto al sufrimiento de ser y/o de pertenecer a este mundo. Sé que seguramente existen otras muchas formas de poder mejorar nuestra salud espiritual y no dudes que podemos sumarlas a esta lista, así que si tienes algún comentario, por favor, déjalo.

Sayume

Salud y Sanación Espiritual

saysayume@gmail.com


 

1.       Charles, D (2014) Strategies For Keeping Your Sanity in this Insane World. Disponible en:  http://truththeory.com/2014/04/25/5-strategies-for-keeping-your-sanity-in-this-insane-world/

Escribir comentario

Comentarios: 0